Es por todos conocido que el Método Pilates en muy beneficioso tanto a nivel físico como mental. Sabiendo todas las aportaciones que otorga la práctica de esta disciplina, podríamos preguntarnos si los adolescentes con algún trastorno como el TEA (Trastorno del espectro del autismo) se podrían beneficiar también de sus aportaciones.

Lo cierto es que estos chicos podrían sacar mucho provecho a la práctica del Pilates. De hecho, en diferentes centros y fundaciones de TEA existen programas terapéuticos en los que se incluye el Pilates.

Por lo general, las personas con TEA suelen ser introvertidas y más aún en la adolescencia, por lo que su postura corporal tiende a ser cifótica y con la cabeza y los hombros adelantados. Además, tienden a ser personas sedentarias, con poca práctica deportiva. En este sentido el Pilates puede ayudarles a corregir la postura, dándoles una conciencia corporal y poco a poco irán ganando tono muscular y elasticidad.

Beneficios a nivel psicológico

Por otro lado, el hecho de realizar una actividad física va a tener una repercusión a nivel psicológico. En esta actividad en concreto, cada persona puede ver su evolución y esto aumenta la confianza en su poder físico. También aumenta la autoseguridad, autosuficiencia y autoconfianza. La concentración también mejora, ya que para realizar cada ejercicio hay que estar atento a las indicaciones que se dan.

Además, los juegos en grupo la convierten en una actividad lúdica en la que se van a divertir y socializar con el resto del grupo. De esta manera conocerán a personas con características similares a las suyas y podrán hacer nuevos amigos, abriendo así su grupo de amistades.

Para saber más acerca del Pilates terapéutico desde el área de fisioterapia podéis visitar este artículo en nuestra web http://atempra.com/2022/06/12/el-pilates-en-fisioterapia.htm escrito por nuestra fisioterapeuta de ATEMPRA.

 

Solicita más Información

Escrito por:

 

 

 

Irati González Liñares

Fisioterapeuta Colegiada Nº 41-10626