¿Qué son?

Los ejercicios hipopresivos son ejercicios posturales y respiratorios que no aumentan la presión intraabdominal o que la disminuyen, provocando a corto, medio y largo plazo efectos positivos para la salud a nivel postural, respiratorio, vascular, metabólico y sexual. 

Beneficios de los Ejercicios Hipopresivos

Son muchos los beneficios de los ejercicios hipopresivos y a varios niveles.

Por ejemplo, sirven para prevenir la aparición de hernias discales, umbilicales o inguinales. En el caso de la mujer, pueden reducir el debilitamiento del suelo pélvico y el descenso de los órganos en esta zona, evitando la incontinencia urinaria y mejorando las relaciones sexuales, entre otras cosas.

Postparto

De gran importancia es mencionar la gimnasia hipopresiva en el posparto, ya que cada mujer experimenta cambios importantes a nivel físico y psicológico, además de cambios en su fisiología, hasta que vuelve a una condición semejante a la que tenía antes del embarazo.

Al acabar el periodo del embarazo, la musculatura debe volver a su posición natural, pero a veces cuesta mucho esfuerzo, llegando a no conseguir estar igual que antes. La diástasis (separación de la musculatura desde la línea alba que se produce durante el embarazo para ceder espacio al feto) reduce la integridad y funcionalidad de la pared abdominal, pudiendo ocasionar dolor lumbar o inestabilidad lumbo-pélvica. Por ello, es vital su recuperación, tanto a nivel estético como por la función estabilizadora que posee la cincha abdominal para la postura y la eficacia motriz.

 Al contrario de los ejercicios abdominales convencionales, los ejercicios hipopresivos son muy efectivos para aplanar el abdomen después del embarazo, cerrar una diástasis abdominal y tonificar la barriga sin los problemas del suelo pélvico asociados.

Son ejercicios que contribuyen a tonificar la musculatura abdominal y el suelo pélvico al mismo tiempo.  

Solicita más Información

Escrito por:

 

 

 

Carmen Moya Gómez

Instructora de Yoga en Atempra